SUPERMOTO???’ SIIIII……. HUSQUARNA 701

Husqvarna 701 Enduro y Supermoto

Husqvarna ha pasado últimamente por tantas manos (MARCAS DE COCHE Y MOTOS ) y con tal diversidad de colores en su personalización así como en criterios comerciales, que los apasionados por esta marca sueca ya deben estar acostumbrados a todo.

Como muchos fabricantes de motocicletas, Husqvarna comenzó su andadura fabricando bicicletas a finales del siglo XIX, en su Suecia natal. Pero en su historia más reciente, la producción estuvo centralizada en Italia a cargo de la familia italiana Castiglioni, propietaria junto a Ducati y Cagiva: años ’80-90’. Incluso cuando en 2007 los alemanes de BMW la adquirieron, mantuvieron las mismas instalaciones, aunque aquella “bella historia de amor”entre italianos y alemanes salpicada de desencuentros por sus diferencias en la gestión, acabase en  divorcio seis años más tarde…. Hoy la producción de Husqvarna comparte cadena de montaje con las KTM en Mattighofen, desde que en 2013 los austriacos la adquirieron.

Husqvarna 701 Enduro y Supermoto

Husqvarna es el fabricante más antiguo de motocicletas. Data de principios de 1907, precisamente unos meses antes que lo hiciera Harley Davidson en su natal Milwaukee. Hoy la nueva Husqvarna aporta toda la tecnología de KTM pero en formato más “Premie”. Dejando completamente de lado la tecnología de BMW, en teoría adquirida por Gas Gas hoy en manos de Torrot, las Husqvarna demuestran un carácter y personalidad que no pueden ocultar sus valores por la competición y pasión por el puro y duro offf roadHusqvarna 701 Supermoto

Os presentamos el primer modelo de la saga KTM nacido en base a la pasión por el asfalto, surgido de aquel bello prototipo que mostraron en 2013 y del cual hablamos en su momento. El mismo año de su adquisición ya mostraron los dientes, dejando claro el asfalto iba a ser una de las apuestas, como sucediera en KTM. De hecho no tardaron y a finales de 2014 presentaron la primera Supermotard de competición apta solo para circuito: la,,fs,,,450 .. Era la Supermotard de carreras de Husqvarna que con la tecnología de KTM subió a los pódiums de inmediato En la moto la cual Eduard Fernández estuvo, ya nos habló de esa estrecha relación con las motos austriacas. De hecho la base de este modelo deriva de la  690smc  r  de la cual otro de nuestros probadores, Javier Milán, ya nos dio cuenta de lo bien que funcionaba a principios de 2014 en su presentación. Tanto Edu como Javi probaron las motos en circuito y sobre un corto recorrido por carretera en una apretada jornada de pruebas, porque en ambas presentaciones se aprovechó para presentar también las versiones de campo.

En esta ocasión el uso sometido a esta 701 Supermoto ha sido el normal, aquel de motorista y usuario que emplearía su montura de forma cotidiana, porque lejos de lo que parece en un principio, esta moto es muy polivalente. Veamos por qué…

No es mi estilo, pero…

En esto de probar motos uno aprende a valorar mucha más cosas de lo habitual. Siempre he sido defensor de más de un cilindro sobre una montura de carretera con mecánica de 4T. Con tanto años encima testando motores, la imagen de los mono-cilíndricos de válvulas los he asociado durante años a toscas recuperaciones, ruidosos y repletos de vibraciones a bajo y alto régimen… siempre me llamaron poco la atención, la verdad. En formato “mono”, siempre fui de dos tiempos y más cuando los japoneses inventaron las válvulas de escape, mecánicas primero y electrónicas después, para que los “cilindros con agujeros” aportaran una decente entrega de caballería abajo y medio régimen. Sólo un mono-cilíndrico  de válvulas en los ’90 me dejó sorprendido en una época donde imperaban las Honda Dominator 600, Yamaha XT 600, Kawasaki KLR 650 o ya en formato “low cost”, las Yamaha SR 250, Special o no; era lo que habitualmente probábamos por demanda… Aquella era la Suzuki DR Big 750, que acabó en 800 cc en el final de su trayectoria. La suavidad y funcionalidad del modelo en aquel momento, me sorprendieron.Husqvarna 701 Supermoto

La fórmula tecnológica que aporta esta Husqvarna 701 Supermoto en este siglo  XXI es, lo que en su día fue para mi en el siglo XX, aquella gran trail dakariana de dos depósitos de combustible… Sin poder asistir personalmente a las presentaciones de esta 701 Supermoto  o a la última KTM 690 Duke a la que fueron mis compañeros, no podía resistir la tentación de subirme a esta 701 para saber a qué nivel están las deportivas de válvulas de un solo pistón.

Nuestra protagonista hereda la planta de la KTM 690 SMC R, con esos mismos 67 CV pero anunciando 143 Kg frente a los 145 de nuestra 701 Supermoto, 2 kilos más para también dos litros más de combustible: 14l en total. Así que os podéis imaginar que la moto es casi un clone, cambiando acabados, diseños y proveedores de algunas de sus partes como son llantas o manillar, fuera de que los anodizados en naranja de muchas de sus piezas mecanizadas, aquí pasan a ser en el mismo color aluminio mecanizado.

Husqvarna 701 Enduro y Supermoto

Si hablamos de detalles, aquí hay de todo. Sin duda en este formato de moto no creo que hayan modelos que se le asemejen en trato y menos entre las japonesas por rendimiento y componentes, pero eso no quita que algunos detalles la dejen en evidencia. Observar el cuidado diseño de toda ella y ver los retrovisores que le han incorporado, aunque brinden buena visibilidad, no es justo. Lo mismo ocurre con la existencia de excesivo cableado en su mecánica a la vista. El cuadro de mandos, la mínima expresión en cuanto a tamaño e información por derivar directamente del mundo off road, tampoco es para tirar cohetes y más cuando ves que no hay ni cuenta-vueltas, ni indicador de marcha y menos aún nivel de combustible… Para acabar con el punto crítico, diré que lo del asiento que se pueda extraer si llave alguna o que presente tanta holgura la dirección cuando se bloquea, no tranquiliza en nada al propietario que pretenda dejarla estacionada en la calle de una gran urbe sin tenerla bajo control visual…Husqvarna 701 Supermoto

No existe ni el hombre ni la mujer perfecta, ni tampoco la moto. La capacidad de aceptar los defectos de lo que nos envuelve en la vida, conseguirá nuestra satisfacción personal, así que después de subirme a esta 701 pocos defectos le he encontrado…
Sé que no sirve de nada quejarme de una moto que ya de entrada no aporta ni un hueco para llevar la documentación bajo en el asiento, pero ni falta que hace sabiendo que se abre con un tirador de goma, como en la enduro. O que es alta como un caballo para alguien que no tenga 1’75 de altura mínima si se quiere llegar bien al suelo… Pero si empezamos así, es que no es nuestra chic@.

La Husky es para espíritus jóvenes y fijaros que no digo gente… Aquellos que valoren la facilidad de conducción pero se nieguen a rodar sobre una moto insulsa, o los que busquen pocas complicaciones en un puerto de montaña para rodar rápido, tiene en esta bonita Husqvarna una fórmula demoledora.

Si hablamos de la urbe no os voy a negar que sus cualidades encajan fácilmente. Una moto alta y estrecha entre coches es una delicia. Puenteas los retrovisores de los autos y con poco espacio entre ellos pasas. Solo el manillar tropieza con los vehículos más altos y en caso de maniobrar entre ellos el escaso ángulo de giro pasa factura y te atascas. La moto es muy agradable de llevar, por tacto de mandos y suavidad motor que vibra poco a bajo régimen y el sonido es suave para tener un motor de tantas prestaciones: a los más quemados les sabrá a poco, pero es modélico en lo que se refiere a convivencia urbana. Si cambias el silencioso de escape, seguro que se irá al traste la armonía de las formas entre este elemento y la tapa lateral de la carrocería… Y ya que hablamos de esta parte y la ciudad, me costó un agujero en el pantalón de cordura el apoyarme con el pie izquierdo en los semáforos, porque el colector en su parte delantera, la más cercana al cilindro, la protección es muy pequeña y te quemas… La solución pasó por apoyarme en el otro pie.Husqvarna 701 Supermoto

Circulando por ciudad raro es que alguno u otro transeúnte que no la admire. Además de su llamativa decoración a base de blanco con pinceladas fluorescentes, si se estaciona es fácil que aficionados a la moto se la miren. Las llantas de radios negras con detalles en amarillo flúor son Tubeless y están firmadas por Akron, instalando neumáticos Conti Attack SM de compuesto muy blando. Los frenos son Brembo en ambos trenes y aportan ABS con la posibilidad de desconectarse, mientras que Magura está para el sistema de embrague y WP para ambas suspensiones, destacando el ajuste en baja y alta velocidad para el mono-amortiguador. Si además los que la admiran valoran detalles de fabricación, en la Husqvarna también se deslumbrarán con las piezas mecanizadas en aluminio en soporte de manillar, tijas o punteras de su basculante, también del mismo material.

Llama la atención el bonito tono marrón escogido para el bloque motor a excepción del cilindro y alguna parte más, lo compacto que es su radiador con la botella de expansión detrás de la columna de dirección, aportando un solo electro ventilador en uno de los costados; dada la época del año, no lo oímos dispararse ni en las retenciones.

¡Sonríe por favor!

La experiencia empezó en recorridos urbanos y allí ya me sugirió que la 701 me quería conquistar. Cada vez valoro más las motos repletas de sensaciones pero con facilidad en extraerlas, porque las excesivamente potentes plantean la dificultad del peso a ritmo lento y en rápido, por limitarse a transmitirlas en pistas o circuitos.

Esta 701 es el perfecto ejemplo de la moto fácil para todo, donde el wheelie voluntario lo obtendrás si lo deseas a muy poca velocidad, gracias en parte a la dulce dosificación del control que aporta el acelerador electrónico. Los mandos de las piñas de conmutadores son ergonómicos, pero le faltan las ráfagas y no puede controlar la información de los relojes, para ello se ha de pulsar cualquiera de los dos pulsadores del panel de mandos. Cuando se pone en marcha la 701, el motor de inyección y doble encendido cobra vida enseguida, dejando en forma de opción la posibilidad de desconectar el ABS mediante un pulsador que queda iluminado si rodamos si este sistema de seguridad: cuando se desconecta la llave de encendido, siempre se vuelve a activar como medio de seguridad.

Nuestra unidad de pruebas como os podréis fijar no aportaba estribos para el pasajero, pero era porque se pueden extraer para el que lo desee. Su anclaje es en chasis y si se quitan, unos adornos elegantes cubren su lugar. Me di cuenta que no los aportaba cuando tuve la intención de llevar en el duro asiento a mi fotógrafo durante un corto trayecto, quedando abortado por la falta de los comentados soportes. Llama la atención como en la KTM, que el subchasis sea de poliamida haciendo a su vez de depósito de combustible, muy cómodo y limpio para no ensuciar nunca el asiento.Husqvarna 701 Supermoto

Esta moto es dulce en ciudad y aunque no le gusten las recuperaciones en marchas largas, reconozco que rodando sobre ella a punta de gas es más cómoda de lo que a prior pensaba. Se puede rodar en esas condiciones consiguiendo consumos muy bajos, más de lo que esperaba puesto que en ciudad me llegó a realizar 4,6 l a ritmo sosegado y aprovechando sus cualidades dinámicas de par motor.

Lo mejor, allí…

Lejos de mundanal ruido de la urbe es donde esta moto brinda lo mejor a su conductor. Así que sin pensármelo dos veces fui a las carreteras del Alt Penedés, escenario de pruebas de muchos de mis test.

Empecé por dirigirme al medio que tenía claro que se le iba a indigestar: la autopista. Pero cual fue mi sorpresa al comprobar que a quien se le indigesta es al conductor, porque la “Husky” presenta una estabilidad a pruebas de bombas, tanto es así que no me lo esperaba. Sobre ella el aire te ataca completamente, creo que mas que en una naked donde te escondes por la posición del conductor, detrás de los relojes y faro. Pero aquí la posición tan alta que te condiciona y el viento incide desde la tripa hasta arriba el casco, eso sí, las manos quedan perfectamente cubiertas por los para manos, mientras que las piernas están igual de cubiertas que el pechoHusqvarna 701 Supermoto

Aun así destaco la estabilidad, impresionante para una moto de sus características: se aprecian los 112 mm de avance, combinados con los 27º y los 1.480mm entre ejes. El nivel de vibraciones se aprecia más sobre la visibilidad de los retrovisores, exentos de silentblocks, que propiamente sobre los blandos puños de la moto, a no ser que busques la zona más alta de revoluciones. Los estribos de sierra, como en la Enduro, aquí reciben soportes de goma para rodar con más confort y se consigue, pudiéndose desmontar si es necesario.

A ritmo alegre por autopista, es la naturaleza de la aerodinámica la que te baja el ritmo, pero fuera de que no sabes a que régimen andas, la sensación es que el motor va sobrado… y creo que sí, porque en la presentación la llegaron a poner a 190 km/h

Husqvarna ha pasado últimamente por tantas manos y con tal diversidad de colores en su personalización así como en criterios comerciales, que los apasionados por esta marca sueca ya deben estar acostumbrados a todo.

Como muchos fabricantes de motocicletas, Husqvarna comenzó su andadura fabricando bicicletas a finales del siglo XIX, en su Suecia natal. Pero en su historia más reciente, la producción estuvo centralizada en Italia a cargo de la familia italiana Castiglioni, propietaria junto a Ducati y Cagiva: años ’80-90’. Incluso cuando en 2007 los alemanes de BMW la adquirieron, mantuvieron las mismas instalaciones, aunque aquella “bella historia de amor” entre italianos y alemanes salpicada de desencuentros por sus diferencias en la gestión, acabase en divorcio seis años más tarde…. Hoy la producción de Husqvarna comparte cadena de montaje con las KTM en Mattighofen, desde que en 2013 los austriacos la adquirieron (en el vídeo observaréis que comento que se adquirió en 2011: mil disculpas).

Husqvarna es el fabricante más antiguo de motocicletas. Data de principios de 1907, precisamente unos meses antes que lo hiciera Harley Davidson en su natal Milwaukee. Hoy la nueva Husqvarna aporta toda la tecnología de KTM pero en formato más “Premium”. Dejando completamente de lado la tecnología de BMW, en teoría adquirida por Gas  Gas hoy en manos de Torrot, las Husqvarna demuestran un carácter y personalidad que no pueden ocultar sus valores por la competición y pasión por el off roa

Os presentamos el primer modelo de la saga KTM nacido en base a la pasión por el asfalto, surgido de aquel bello prototipo que mostraron en 2013 y del cual hablamos en su momento. El mismo año de su adquisición ya mostraron los dientes, dejando claro el asfalto iba a ser una de las apuestas, como sucediera en KTM. De hecho no tardaron y a finales de 2014 presentaron la primera Supermotard de competición apta solo para circuito: la FS 450. Era la Supermotard de carreras de Husqvarna que con la tecnología de KTM subió a los pódiums de inmediato En la presentación de la 701 Supermoto y 701 Enduro a la cual Eduard Fernández estuvo, ya nos habló de esa estrecha relación con las motos austriacas. De hecho la base de este modelo deriva de la 690 SMC R de la cual otro de nuestros probadores, Javier Millán, ya nos dio cuenta de lo bien que funcionaba a principios de 2014 en su presentación. Tanto Edu como Javi probaron las motos en circuito y sobre un corto recorrido por carretera en una apretada jornada de pruebas, porque en ambas presentaciones se aprovechó para presentar también las versiones de campo.

En esta ocasión el uso sometido a esta 701 Supermoto ha sido el normal, aquel de motorista y usuario que emplearía su montura de forma cotidiana, porque lejos de lo que parece en un principio, esta moto es muy polivalente. Veamos por qué…

No es mi estilo, pero…

En esto de probar motos uno aprende a valorar mucha más cosas de lo habitual. Siempre he sido defensor de más de un cilindro sobre una montura de carretera con mecánica de 4T. Con tanto años encima testando motores, la imagen de los mono cilíndricos de válvulas los he asociado durante años a toscas recuperaciones, ruidosos y repletos de vibraciones a bajo y alto régimen… siempre me llamaron poco la atención, la verdad. En formato “mono”, siempre fui de dos tiempos y más cuando los japoneses inventaron las válvulas de escape, mecánicas primero y electrónicas después, para que los “cilindros con agujeros” aportaran una decente entrega de caballería abajo y medio régimen. Sólo un mono-cilíndrico de válvulas en los ’90 me dejó sorprendido en una época donde imperaban las Honda Dominator 600, Yamaha XT 600, Kawasaki KLR 650 o ya en formato “low cost”, las Yamaha SR 250, Special o no; era lo que habitualmente probábamos por demanda… Aquella era la Suzuki DR Big 750, que acabó en 800  cc en el final de su trayectoria. La suavidad y funcionalidad del modelo en aquel momento, me sorprendieron.

Husqvarna 701 Supermoto

 

La fórmula tecnológica que aporta esta Husqvarna 701 Supermoto en este siglo XXI es, lo que en su día fue para mi en el siglo XX, aquella gran trail dakariana de dos depósitos de combustible… Sin poder asistir personalmente a las presentaciones de esta 701 Supermoto o a la última KTM 690 Duke a la que fueron mis compañeros, no podía resistir la tentación de subirme a esta 701 para saber a qué nivel están las deportivas de válvulas de un solo pistón.

Nuestra hereda la planta de la KTM 690 SMC R, con esos mismos 67 CV pero anunciando 143 Kg frente a los 145 de nuestra 701 Supermoto, 2 kilos más para también dos litros más de combustible: 14l en total. Así que os podéis imaginar que la moto es casi un clone, cambiando acabados, diseños y proveedores de algunas de sus partes como son llantas o manillar, fuera de que los anodizados en naranja de muchas de sus piezas mecanizadas, aquí pasan a ser en el mismo color aluminio mecanizado.protagonista

 

 

 

Si hablamos de detalles, aquí hay de todo. Sin duda en este formato de moto no creo que hayan modelos que se le asemejen en trato y menos entre las japonesas por rendimiento y componentes, pero eso no quita que algunos detalles la dejen en evidencia. Observar el cuidado diseño de toda ella y ver los retrovisores que le han incorporado, aunque brinden buena visibilidad, no es justo. Lo mismo ocurre con la existencia de excesivo cableado en su mecánica a la vista. El cuadro de mandos, la mínima expresión en cuanto a tamaño e información por derivar directamente del mundo off road, tampoco es para tirar cohetes y más cuando ves que no hay ni cuenta-vueltas, ni indicador de marcha y menos aún nivel de combustible… Para acabar con el punto crítico, diré que lo del asiento que se pueda extraer si llave alguna o que presente tanta holgura la dirección cuando se bloquea, no tranquiliza en nada al propietario que pretenda dejarla estacionada en la calle de una gran urbe sin tenerla bajo control visual…

Percata minuta

 

Husqvarna 701 Supermoto

 

No existe ni el hombre ni la mujer perfecta, ni tampoco la moto. La capacidad de aceptar los defectos de lo que nos envuelve en la vida, conseguirá nuestra satisfacción personal, así que después de subirme a esta 701 pocos defectos le he encontrado…
Sé que no sirve de nada quejarme de una moto que ya de entrada no aporta ni un hueco para llevar la documentación bajo en el asiento, pero ni falta que hace sabiendo que se abre con un tirador de goma, como en la enduro. O que es alta como un caballo para alguien que no tenga 1’75 de altura mínima si se quiere llegar bien al suelo… Pero si empezamos así, es que no es nuestra chic@.

La Husky es para espíritus jóvenes y fijaros que no digo gente… Aquellos que valoren la facilidad de conducción pero se nieguen a rodar sobre una moto insulsa, o los que busquen pocas complicaciones en un puerto de montaña para rodar rápido, tiene en esta bonita Husqvarna una fórmula demoledora.

Si hablamos de la urbe no os voy a negar que sus cualidades encajan fácilmente. Una moto alta y estrecha entre coches es una delicia. Puenteas los retrovisores de los autos y con poco espacio entre ellos pasas. Solo el manillar tropieza con los vehículos más altos y en caso de maniobrar entre ellos el escaso ángulo de giro pasa factura y te atascas. La moto es muy agradable de llevar, por tacto de mandos y suavidad motor que vibra poco a bajo régimen y el sonido es suave para tener un motor de tantas prestaciones: a los más quemados les sabrá a poco, pero es modélico en lo que se refiere a convivencia urbana. Si cambias el silencioso de escape, seguro que se irá al traste la armonía de las formas entre este elemento y la tapa lateral de la carrocería… Y ya que hablamos de esta parte y la ciudad, me costó un agujero en el pantalón de cordura el apoyarme con el pie izquierdo en los semáforos, porque el colector en su parte delantera, la más cercana al cilindro, la protección es muy pequeña y te quemas… La solución pasó por apoyarme en el otro pie.

Circulando por ciudad raro es que alguno u otro transeúnte que no la admire. Además de su llamativa decoración a base de blanco con pinceladas fluorescentes, si se estaciona es fácil que aficionados a la moto se la miren. Las llantas de radios negras con detalles en amarillo flúor son Tubeless y están firmadas por Akron, instalando neumáticos Conti Attack SM de compuesto muy blando. Los frenos son Brembo en ambos trenes y aportan ABS con la posibilidad de desconectarse, mientras que Magura está para el sistema de embrague y WP para ambas suspensiones, destacando el ajuste en baja y alta velocidad para el mono-amortiguador. Si además los que la admiran valoran detalles de fabricación, en la Husqvarna también se deslumbrarán con las piezas mecanizadas en aluminio en soporte de manillar, tijas o punteras de su basculante, también del mismo material.

Llama la atención el bonito tono marrón escogido para el bloque motor a excepción del cilindro y alguna parte más, lo compacto que es su radiador con la botella de expansión detrás de la columna de dirección, aportando un solo electro ventilador en uno de los costados; dada la época del año, no lo oímos dispararse ni en las retenciones.

¡Sonríe por favor!

La experiencia empezó en recorridos urbanos y allí ya me sugirió que la 701 me quería conquistar. Cada vez valoro más las motos repletas de sensaciones pero con facilidad en extraerlas, porque las excesivamente potentes plantean la dificultad del peso a ritmo lento y en rápido, por limitarse a transmitirlas en pistas o circuitos.

 

Husqvarna 701 Enduro y Supermoto

 

Esta 701 es el perfecto ejemplo de la moto fácil para todo, donde el wheelie voluntario lo obtendrás si lo deseas a muy poca velocidad, gracias en parte a la dulce dosificación del control que aporta el acelerador electrónico. Los mandos de las piñas de conmutadores son ergonómicos, pero le faltan las ráfagas y no puede controlar la información de los relojes, para ello se ha de pulsar cualquiera de los dos pulsadores del panel de mandos. Cuando se pone en marcha la 701, el motor de inyección y doble encendido cobra vida enseguida, dejando en forma de opción la posibilidad de desconectar el ABS mediante un pulsador que queda iluminado si rodamos si este sistema de seguridad: cuando se desconecta la llave de encendido, siempre se vuelve a activar como medio de seguridad.

Nuestra unidad de pruebas como os podréis fijar no aportaba estribos para el pasajero, pero era porque se pueden extraer para el que lo desee. Su anclaje es en chasis y si se quitan, unos adornos elegantes cubren su lugar. Me di cuenta que no los aportaba cuando tuve la intención de llevar en el duro asiento a mi fotógrafo durante un corto trayecto, quedando abortado por la falta de los comentados soportes. Llama la atención como en la KTM, que el subchasis sea de poliamida haciendo a su vez de depósito de combustible, muy cómodo y limpio para no ensuciar nunca el asiento

Esta moto es dulce en ciudad y aunque no le gusten las recuperaciones en marchas largas, reconozco que rodando sobre ella a punta de gas es más cómoda de lo que a prior pensaba. Se puede rodar en esas condiciones consiguiendo consumos muy bajos, más de lo que esperaba puesto que en ciudad me llegó a realizar 4,6 l a ritmo sosegado y aprovechando sus cualidades dinámicas de par motor.

Lo mejor, allí…

Lejos de mundanal ruido de la urbe es donde esta moto brinda lo mejor a su conductor. Así que sin pensármelo dos veces fui a las carreteras del Alt Penedés, escenario de pruebas de muchos de mis test.

Empecé por dirigirme al medio que tenía claro que se le iba a indigestar: la autopista. Pero cual fue mi sorpresa al comprobar que a quien se le indigesta es al conductor, porque la “Husky” presenta una estabilidad a pruebas de bombas, tanto es así que no me lo esperaba. Sobre ella el aire te ataca completamente, creo que mas que en una naked donde te escondes por la posición del conductor, detrás de los relojes y faro. Pero aquí la posición tan alta que te condiciona y el viento incide desde la tripa hasta arriba el casco, eso sí, las manos quedan perfectamente cubiertas por los para-manos, mientras que las piernas están igual de cubiertas que tiene.

Aun así destaco la estabilidad, impresionante para una moto de sus características: se aprecian los 112 mm de avance, combinados con los 27º y los 1.480mm entre ejes. El nivel de vibraciones se aprecia más sobre la visibilidad de los retrovisores, exentos de silentblocks, que propiamente sobre los blandos puños de la moto, a no ser que busques la zona más alta de revoluciones. Los estribos de sierra, como en la Enduro, aquí reciben soportes de goma para rodar con más confort y se consigue, pudiéndose desmontar si es necesario.

A ritmo alegre por autopista, es la naturaleza de la aerodinámica la que te baja el ritmo, pero fuera de que no sabes a que régimen andas, la sensación es que el motor va sobrado… y creo que sí, porque en la presentación la llegaron a poner a 190km/h en la pista, así que imaginar lo que suponen esos 130 Km/h para este motor en autopista…

Pero lo mejor está en las comarcales, en esas carreteras donde muchas no muestran ni señalización central o incluso no tienen ni guarda railes. De estas carreteras hay pocas, pero son aquellas donde paisajes y recorridos te embriagan. Con la 701 Supermoto ya me había sorprendido el consumo por ciudad, pero ahora por carretera también lo haría, porque a ritmo alegre se puso en 4’9 l, Eso supone llegar con su depósito a los 280 kilómetros, que no está nada mal, consiguiendo que uno se plantee ir con ella de ruta sin problemas.

Tanto la prueba en los días que tuvimos la moto como el mismo día de la sesión, fue pasado por agua, así que con el suelo totalmente seco no la pudimos probar. De hecho un día con asfalto caliente tampoco, así que la des-conexión del ABS Bosch 9M de doble canal, no lo probé más que en puntos muy concretos para valorar el tacto de los frenos. El delantero exquisito para el peso de la moto, que además como es de anclaje radial apoyado por los latiguillos metálicos, es perfecto, porque además de potente rodando rápido, el ABS no aparece en el tren delantero cuando no es necesario. En el trasero sí, porque con la transferencia de pesos cuando frenamos muy fuerte con el disco delantero, el trasero tiene tendencia a bloquearse, así que la aparición del ABS es muy difícil esquivarlo.

Las recuperaciones son de lo mejor de este motor, así como su elasticidad que parece que no se acabe nunca. Subir y bajar de marchas es un vicio y las trazadas se dibujan casi solas: a la mínima insinuación la moto gira. Subiendo el ritmo quizás le faltaría más precisión al cambio, porque su largo recorrido la penaliza, algo que se aprecia todavía más si se rueda con botas de carretera: con botas de off road, más anchas, no sucede tanto. Es un detalle que en su prima hermana KTM 690 SMC R ya sucede y te das cuenta del aprovechamiento en ambos modelos de la ergonomía off road. Basta con ponerte en pie para ver que entiendes mejor el posicionamiento de la leva del cambio, lo mismo que la del freno trasero, que se encuentra demasiado alta si vas sentado; tienes que realizar un exagerado gesto de tobillo para acceder a ella, accionándola con cuidado porque el brazo de palanca es más de lo deseado.

Hay motos que sorprenden y esta es una de ellas. Me lo he pasado muy bien y mejor me lo hubiese pasado si el tiempo me hubiera acompañado, pero no pudo ser…

Aporta material de primera junto a una tecnología punta de última hornada dentro de la marca, pero además es práctica útil y extremadamente divertida. Creo que es una escuela perfecta para el que empieza o para aquel que no quiere mucho peso en una moto y quiere facilidad en la conducción y pilotaje

Pero lo mejor está en las comarcales, en esas carreteras donde muchas no muestran ni señalización central o incluso no tienen ni guarda railes. De estas carreteras hay pocas, pero son aquellas donde paisajes y recorridos te embriagan. Con la 701 Supermoto ya me había sorprendido el consumo por ciudad, pero ahora por carretera también lo haría, porque a ritmo alegre se puso en 4’9 l, Eso supone llegar con su depósito a los 280 kilómetros, que no está nada mal, consiguiendo que uno se plantee ir con ella de ruta sin problemas.Husqvarna 701 Supermoto

Tanto la prueba en los días que tuvimos la moto como el mismo día de la sesión, fue pasado por agua, así que con el suelo totalmente seco no la pudimos probar. De hecho un día con asfalto caliente tampoco, así que la des-conexión del ABS Bosch 9M de doble canal, no lo probé más que en puntos muy concretos para valorar el tacto de los frenos. El delantero exquisito para el peso de la moto, que además como es de anclaje radial apoyado por los latiguillos metálicos, es perfecto, porque además de potente rodando rápido, el ABS no aparecen el tren delantero cuando no es necesario. En el trasero sí, porque con la transferencia de pesos cuando frenamos muy fuerte con el disco delantero, el trasero tiene tendencia a bloquearse, así que la aparición del ABS es muy difícil esquivarlo.

Las recuperaciones son de lo mejor de este motor, así como su elasticidad que parece que no se acabe nunca. Subir y bajar de marchas es un vicio y las trazadas se dibujan casi solas: a la mínima insinuación la moto gira. Subiendo el ritmo quizás le faltaría más precisión al cambio, porque su largo recorrido la penaliza, algo que se aprecia todavía más si se rueda con botas de carretera: con botas de off road, más anchas, no sucede tanto. Es un detalle que en su prima hermana KTM690 SMC R ya sucede y te das cuenta del aprovechamiento en ambos modelos de la ergonomía off road. Basta con ponerte en pie para ver que entiendes mejor el posicionamiento de la leva del cambio, lo mismo que la del freno trasero, que se encuentra demasiado alta si vas sentado; tienes que realizar un exagerado gesto de tobillo para acceder a ella, accionándola con cuidado porque el brazo de palanca es más de lo deseado.

Husqvarna 701 Supermoto

Hay motos que sorprenden y esta es una de ellas. os lo puedo asegurar

Anuncios

Deja un comentario Y RÁPIDO CONTEXTO GRACIAS .

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s