Lo que pudo a ver sido y no fue.. una pena..

Aprilia Leonardo DiTech 500 Concept,,la TMAX de dos tiempos italiana

  1. Por allá de el año 2000 cuando Yamaha revolucionó el mercado de los mega scooter al lanzar la primera generación del TMAX. Sin embargo no fueron los únicos en crear un concepto similar ya que un par de años después se mostraba la Aprilia Leonardo DiTech 500 Concept con un revolucionario motor de dos tiempos.

    Por desgracia, no pasó de prototipo.

    Aprilia Leonardo DiTech 500 Concept

Aprilia fue la única marca que apostó por las mecánicas de dos tiempos para motos de carretera (o en este caso, scooter) hasta el final. Sin embargo, el mercado ya no tenía hueco para ellas y finalmente tuvo que dejar de nadar a contracorriente.

Entre el 2000 y el 2002, tuvo en el mercado la Aprilia SR 50 DiTech dotada de una revolucionaria inyección para motores de dos tiempos desarrollada conjuntamente con la empresa australiana Orbital Engine Company. Su sobrenombre DiTech corresponde a la tecnología denominada Direct Injection Technology y que funcionaba de la siguiente forma:

El combustible no se inyecta junto al aire y el aceite como en un carburador sino que sólo entra aire y aceite, el cual lubrica el cárter. Tras pasar a la cámara de combustión y cerrarse la lumbrera de escape, es cuando el inyector atomiza el combustible antes de producirse la explosión. Los gases quemados salen por el escape, mientras entra el aire fresco con el aceite que escapa en pequeña proporción pero sin contener hidrocarburos sin quemar porque todavía no se han inyectado.

Con la misma tecnología pero encerrada en un propulsor de mayores dimensiones, se mostraba en 2003 la Aprilia Leonardo DiTech 500 Concept. Se trataba de un scooter que, como decíamos, tenía un planteamiento muy similar a la Yamaha TMAX pero que, gracias al uso de los dos tiempos y el bajo peso, conseguía unas prestaciones desconocidas hasta la fecha en este tipo de vehículos.

Su corazón era un motor mono cilíndrico de 500 cc DiTech y que ya era capaz de cumplir la norma Euro3, la cual no iba a entrar en vigor hasta tres años más tarde, en 2006. 50 cv a 6.500 vueltas y un par motor máximo de 65 Nm a 6.000 rpm eran sus prestaciones. Recordemos que la primera generación de la TMAX desarrollaba 40 cv a 7.000 vueltas y 45,8 Nm a 5.500 rpm. Pero la balanza se decantaba más a favor del italiano por su bajo peso, de solamente 175 kg frente a los 197 de la TMAX.

Las prestaciones de la Aprilia Leonardo DiTech 500 Concept eran muy buenas para aquella época, y casi podíamos decir que también para hoy en día: 170 km/h de velocidad punta y una aceleración de 0 – 400 metros en 12,5 segundos.

Pero dinámicamente también se mostraba como un modelo a la vanguardia gracias a un chasis de aluminio (parcialmente visible) en el que el motor estaba anclado a él y no colgado de la rueda trasera como en los scooter tradicionales. La transmisión era tipo CVT con control electrónico que le permitía tener dos modos diferentes de respuesta para el motor: tradicional o modo secuencial simulando marchas. La transmisión final era por correa dentada a la vista, algo muy popular hoy en día pero no tanto por aquel entonces.

Gracias a que el motor de la Aprilia Leonardo DiTech 500 Concept iba en el chasis, el basculante era como el de una moto y por lo tanto, estaba dotado de un mono amortiguador con doble ajuste. Las llantas eran de 15” y 14” delante y detrás respectivamente mientras que a nivel de frenos, contaba con dos discos de freno delanteros y otro trasero, frenada integral y posibilidad de equipar AB como opción.

Por último eran más que interesantes sus consumos: según la homologación ECE 40, era capaz de recorrer 38 km con un litro de combustible o, lo que es lo mismo, 2,63 l/100 (hoy en día, casi no lo consiguen ni los scooter de 125 cc). E incluso a 110 km/h, la media de consumo homologada seguía siendo muy baja, de 34 km/l (2,94 l/100). Esto se traducía que, con un tanque de combustible, se podían recorrer la friolera de 450 km, como una BMW GS Adventure pero con un tanque mucho más pequeño.

Y aunque no se ve muy bien en las fotos disponibles, sí, la óptica frontal derivaba directamente de la utilizada en la Aprilia RSV Mille, con lo que la ganancia en iluminación respecto a lo que hasta entonces había disponible en el mercado era notable.

Por desgracia, la Aprilia Leonardo DiTech 500 Concept no pasó de ser prototipo. Nos quedamos con las ganas de saber hasta dónde podrían haber llegado motos como esta, con inyección de dos tiempos tan avanzada. Fue toda una sorpresa recordarla y compartirla con vosotros.